El coche es el vehículo por excelencia de las vacaciones de verano. Los conductores cogen su coche para ir a la playa o desconectar de la rutina diaria. Pero el calor, el sol, las aglomeraciones y las condiciones de la carretera en verano afectan a nuestra forma de conducir. Por eso hoy te dejamos 7 consejos para conducir con seguridad en verano:

  1. Planifica tu ruta con antelación: Antes de salir, revisa el estado del vehículo y el estado de las carreteras que transitarás, ya que puedes encontrarte algún tipo de obra que ralentizará tu trayecto. No te olvides del GPS y localiza las áreas de servicio y descanso,  así como las condiciones climáticas del trayecto.
  2. Revisa el estado del vehículo: Presta especial atención a los neumáticos, los sistemas de refrigeración y temperatura del motor, el climatizador o aire acondicionado, las pastillas de freno, los líquidos y el filtro de aire. ¡No querrás hacer un viaje a la playa sin aire acondicionado!
  3. Evita conducir en las horas de más calor del día: Lo ideal es conducir a tempranas horas así como al atardecer del día, no sólo por tu propia comodidad, sino que las carreteras estarán también más despejadas. El calor presente en las horas medias del día incrementa la probabilidad de accidente. Controla la temperatura interna del coche con el aire acondicionado y el climatizador: lo ideal es que mantengas una temperatura entre 20 y 22 ºC.
  4. ¡Sé paciente!: Respeta las normas de tráfico. No te estreses si te encuentras con un atasco, y si viajas con niños procura llevar métodos de entretenimiento para ellos como un móvil o una tablet. Mantén en todo momento la distancia de seguridad con el resto de vehículos y la velocidad máxima permitida.
  5. Come ligero y bebe durante el viaje: Nunca olvides llevar agua y bebidas refrescantes en el coche. No hagas comilonas; mejor alimentos ligeros para sentirte mejor y no tener una digestión pesada que te provoque somnolencia al volante.
  6. Coloca tu equipaje de una forma correcta: recuerda no poner nunca nada sobre la bandeja trasera, no cargar el vehículo en exceso o no llevar cosas innecesarias. 
  7. Descansa bien y usa una vestimenta adecuada: Si vas a pasar muchas horas conduciendo, te recomendamos que uses ropa holgada para conducir. En los pies del conductor, nunca chanclas (y mucho menos ir descalzo), ya que además de ser motivo de multa, pueden deslizarse y ser un riesgo para la seguridad de la conducción. No olvides detenerte cada 200 kilómetros o cada 2 horas de viaje a descansar, estirar las piernas, beber algo…